Espais literaris de Jesús Moncada

Redéu, quin viatge!

Redéu, quin viatge!

  1. Català
  2. Aragonès
  3. Castellà
  4. Francès
  5. Polonès
  6. Txec
  7. (Mostra‘ls tots)


      Llegit per Ramon Sistac

¡Rediós, qué viaje! El laúd se deslizaba como un demonio y el río bramaba. Sorteamos rápidos y escollos que habrían asustado a un muerto. Yo tenía los pelos de punta, pero el viejo más que viejo patroneaba imperturbable, sujetando la caña del timón entre las piernas. A cada golpe de remo sentía detrás mío el resoplar de Segarra, que iba en la parte de proa, y la Baldada pataleaba sobre el carbón. Desde el banco veía la cabeza del Cristo con la boca abierta por la que parecía escapársele el estertor de la agonía. Los remos se doblaban a punto de astillarse, las olas rompían contra la borda. Al llegar a un escollo cerca de Fayón, el viejo se puso tenso. La corriente era fortísima y nos empujaba al roquedal.

—¡Fuera remos, Manel! —gritó el viejo—. ¡Vosotros dos darle con toda el alma!

Yo paré, mientras Moles y Segarra, en el otro lado, echaban los higadillos. Con la maniobra el laúd cortó de refilón la corriente, a fin de esquivar el escollo. El agua se alzaba en olas encrespadas al chocar contra las rocas. Estábamos ya muy cerca del roquedal cuando oí el chasquido. El escálamo de Segarra se había hecho añicos y el peón fue de espaldas contra la cubierta de proa. En cuanto falló el remo el laúd se dirigió bruscamente contra el roquedal. Se me heló la sangre.

—¡Nos mataremos! —prorrumpió Moles.

Historias de la mano izquierda. Trad. al castellà de Chusé Raúl Usón. Zaragoza, Xordica editorial, 2007.

© 2009-2010 Espais literaris de Jesús Moncada · Disseny de Quadratí