Espais literaris de Jesús Moncada

Abans, fa molt de temps, teníem un altre fossar

Abans, fa molt de temps, teníem un altre fossar

  1. Català
  2. Castellà
  3. (Mostra‘ls tots)

Antes, hace mucho tiempo, teníamos otro cementerio. Verá los restos si sale de Mequinenza por el portal del antiguo camino de Fraga. Todavía está la tapia y trozos de lápidas entre la maleza. Estaba lleno a rebosar y además ya no era digno de una población como la nuestra. Por lo que hicimos uno nuevo a finales del siglo pasado. Celebramos su terminación el mismo día que la reina María Cristina inauguraba la Exposición Universal de Barcelona hacia mayo de 1888.Yo tenía siete años. A pesar de que estuve presente en la ceremonia, apenas recuerdo nada. Lo que le diré, lo sé por la familia. Según me explicaba mi padre, el alcalde lo hizo coincidir para comparar los dos acontecimientos y hacer una alabanza del progreso. Si progreso era la magnífica muestra de Barcelona, no lo era menos nuestro cementerio. Construido en la cima de un montículo, reunía las condiciones ideales de un cementerio moderno. Allí, entre bancales de olivos, rodeados por una pared blanquísima, nuestros difuntos pasarían una muerte más confortable.

Cinco desmayos en la casa de los Móra, en Calaveras atónitas, 42-43

© 2009-2010 Espais literaris de Jesús Moncada · Disseny de Quadratí